Skip to main content

Legionella y análisis de agua en Ibiza y Formentera

Empresa de Control de Legionella, analíticas de agua, recogidas de muestras, hipercloraciones, choques térmicos... en Ibiza y Formentera (vestuarios, piscinas, depósitos de todo tipo, ect.).

Legionella en Ibiza y Formentera: riesgos para la salud y pérdidas económicas.

Legionella.

La legionella es una bacteria con distribución mundial, descrita como patógeno para las personas por primera vez hace relativamente poco, en 1976, tras un brote ocurrido en un hotel de Florida.

El medio natural de esta bacteria son los ríos, lagos y manantiales de agua dulce, desde los cuales consigue colonizar sistemas de abastecimiento de las ciudades. Una vez dentro, la legionella se distribuye por las redes de agua caliente y fría.

Existen 48 especies distintas descritas de legionella, siendo las más habituales Legionella pneumophilla y Legionella micdadei.

A parte de desarrollarse en el medio acuático, también tiene la particularidad de poder desarrollarse dentro de otros organismos presentes en dicho medio, como los protozoos y las amebas. Esto se traduce en una mayor capacidad para persistir en el medio y poder soportar los tratamientos con biocidas o medidas físicas. Lo cual ocurre, sobretodo, cuando dichos tratamientos no se aplican correctamente; es decir: teniendo en cuenta todas las posibles variantes (físicas, ambientales, etc) y las dosis necesarias de producto biocida. La presencia de estos microorganismo en los que la legionella se puede reproducir, se conoce como biocapa.

La legionella se reproduce allí donde hay agua estancada o en reposo, y cuya temperatura oscile entre los 20-45ºC. A partir de los 50ºC, la legionella ya no se multiplica; cuando alcanza los 70C se destruye.

La presencia de la biocapa dentro de las instalaciones de riesgo, es decir, en aquellas instalaciones susceptibles de poder generar las condiciones óptimas para el desarrollo de la legionella, junto con la producción de aerosoles (microgotas que pueden quedar en suspensión en el aire), son elementos que potencian de gran manera la propagación de la legionella. Los mecanismos que producen aerosoles, dispersan por el entorno la bacteria a través de las microgotas. Es el mismo proceso que cuando dispersamos un virus, como el COVID-19, a través de un tosido o un estornudo.

 

empresa control de legionella Ibiza Formentera muestras de agua análisis piscinas cloro 

Legionella y pérdidas económicas.

Las pérdidas económicas que puede generar un brote de legionella en una instalación que trabaje de cara al público, pueden ser tan graves como las derivadas de tener que cesar la actividad, por verse obligado a cerrar el establecimiento hasta tener solucionado el problema. Además, el establecimiento tendrá que hacer frente a las más que posibles sanciones e indemnizaciones que se puedan derivar la deficiente labor en el control y prevención de la legionella en sus instalaciones.

Por lo que respecta a particulares, las pérdidas vendrán más derivadas de los daños personales que uno mismo haya tenido que asumir, que pueden ser tan graves como el fallecimiento de un infectado. Además, habrá que sumarle el tratamiento de choque que tendrá que realizar la empresa a la que contrate, que siempre va a ser más costoso que la contratación de un servicio de control y mantenimiento. Siempre va a ser mayor la carga de trabajo que va a tener una instalación que no haya estado sujeta a limpiezas y desinfecciones rutinarias, que una que si que lo haya estado de forma regular.

 

Legionella y riesgos para la salud.

Los efectos que tiene la Legionella sobre la salud de una persona son muy variados, existiendo casos asintomáticos y casos en los que provoca la muerte si no es tratada. No obstante, por lo general, se diferencian 2 reacciones: infección pulmonar o neumonía por legionella, y la fiebre de Pontiac o síndrome global autolimitado.

La fiebre de Pontiac se caracteriza por la existencia de un cuadro febril con dolores articulares y musculares; además de fiebre, tos, dolor torácico, diarrea y confusión.

La neumonía por Legionella, o Enfermedad del legionario, se presenta de forma muy variada. Pueden darse casos en los que no pase de ser una neumonía típica, a casos en los que la fiebre y la tos deriven a un fallo multiorgánico que acabe por provocar la muerte. La letalidad de la neumonía por Legionella oscila entre el 15 y el 30% de los infectados, aunque este porcentaje disminuye considerablemente con una detección y tratamiento precoz.

No obstante, la única manera de que el porcentaje se reduzca a un 0% de muertes y contagios, es tener contratado un buen servicio de control y prevención de la Legionella, en todas aquellas instalaciones susceptibles de reproducir esta bacteria.

Identificación y control de Legionella.

Identificación de la Legionella:

-Presencia de biocapa.

-Ausencia de un plan de control y prevención de Legionella.

-Toma de muestras para su análisis.

Control de Legionella mediante el Control Integral de Plagas (CIP):

-Inspección previa.

-Control de medidas organizativas.

-Control de medidas estructurales.

-Elaboración de un plan de mantenimiento y control acorde a lo exigido por el Ministerio de Sanidad.

-Aplicación de biocidas.

-Tratamiento térmico.

Para un mayor detalle de nuestra metodología de trabajo, consulte la descripción de nuestro Control Integral de Plagas (CIP).

 

Principales instalaciones de riesgo de Legionella en Ibiza y Formentera.

 

Instalaciones con mayor riesgo.

-Torres de refrigeración y condensadores evaporativos.

-Sistemas de agua caliente sanitaria con acumulador y circuito de retorno.

-Sistemas de agua climatizada con agitación constante y recirculación a través de chorros de alta velocidad o la inyección en aire.

-Centrales humificadoras industriales.

 

Instalaciones con menor riesgo.

-Sistemas de instalación interior de agua fría de consumo humano (tuberías, depósitos, aljibes), cisternas o depósitos móviles y agua caliente sanitaria sin circuito de retorno.

-Equipos de enfriamiento evaporativo que pulverizan agua.

-Humectadores.

-Fuentes ornamentales.

-Sistemas de riego por aspersión en el medio urbano.

-Sistemas de agua contra incendios.

-Elementos de refrigeración por aerosolización al aire libre.

-Otros equipos que acumulen agua y generen aerosoles.

 

Nova Control, cuenta con los profesionales, recursos y experiencia necesaria para poder garantizar un correcto control de plagas y microorganismos tanto en Ibiza como en Formentera, buscando siempre cubrir el servicio de una forma discreta y profesional.

En Nova Control, tratamos de adaptarnos siempre a las necesidades y requerimientos del cliente, se trate de un ente público, privado o particular.


Para más información, no dude en ponerse en contacto:

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Para cualquier consulta o duda, no dude en ponerse en contacto con nosotros

Contacto

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
+34 604 04 82 98

Dónde estamos

Calle Galicia nº36 bajo
07800 Ibiza (Islas Baleares)

¿Cómo llegar?